Al tratarse de la venta puerta a puerta así como de aquella por teléfono, es posible que a los compradors les ocurran una serie de problemas, sobre todo cuando los contratos son hechos de forma precipitada, no habiendo terminado de leer el contenido del mismo ni comprendido del todo adecuadamente sus especificaciones. La gravedad de los problemas resalta más cuando se trata de la compra de bienes y/o servicios de alto valor económico y a largo plazo.

Para el tratamiento y solución de los problemas que pueden producirse en relación a este tipo de ventas, hay un recurso denominado en nihongo gKuuringu ofuh o en ingles gCooling offh. El gkuuringu ofuh sirve para proteger los derechos de los consumidores y defender sus interesees, garantiza la anulación del contrato o la modificación del mismo. Este recurso debe ser utilizado por el consumidor en el transcurso de los primeros 8 días después de haber firmado el contrato y ello implica que la notificación a la Agencia de la decisión de cancelación del contrato debe ser hecha por escrito.

En caso que no se haya podido utilizar el recurso Cooling of, existe en Japón la Ley de Contratación para los consumidores.

Las personas que tengan estos problemas y deseen asesoría para lograr superarlos satisfactoriamente pueden hacer sus consultas en la Oficina de Consumidores de Funabashi(gFunabashi-shi Shohi Seikatsu Sentaah) o mediante comunicación telefófica al número 047-423-3006.

traduccion: Nishizaki, Noriko