{@@English@Hangul(시험중)@Italiano(test)



septiembre 21C2007

@Top  Noticias@Info para extr@La Plaza@Yokoso Funabashi e  BBS@Ciudades Hermanas@FIRA@LINKS@Mail para FIRA@ Home

@

L

gSalta la Lindah

A mil seiscientos kilómetros al norte de Buenos Aires hay una ciudad llamada gSaltah.

La mayoría de argentinos no la llaman simplemente gSaltah, sino gSalta la Lindah. La expresión gla lindah indica obviamente que es un lugar de gran belleza.

Me he entretenido en el preámbulo. Llevado por el impulso de no dejar de visitar gSalta la Lindah mientras aún estoy en Argentina, pedí permiso a las dos compañías para las que trabajo. Me lo concedieron sin problemas y rápidamente. Por supuesto, iría a gSalta la Lindah, que es el orgullo de Argentina.

No había nada que me pareciera bello cuando llegué a gSaltah y me registré en el hotel. Ciertamente, en comparación con Buenos Aires, encontré en varios lugares la calma que no se encuentra en la capital. Además, las atenciones de los empleados del hotel estaban muy por encima de lo que se suele encontrar en las grandes ciudades.

Cuando volví a la habitación después de cenar, el panorama nocturno que se veía a través de la ventana cautivó mi mirada. Se observaba un bello edificio iluminado. Casi sin querer, hice unas cuantas fotos. A la mañana siguiente, me enteré que el edificio en cuestión era la Iglesia de San Francisco de Salta, que es más alta de las iglesias de los países sudamericanos.

El interior de la catedral, situada frente a la plaza donde me encontraba, poseía una belleza peculiar derivada del brillo del color dorado predominante. Vi otras iglesias grandes y pequeñas en gSaltah; pero, francamente, con estas cosas que acabo de mencionar, seguía sin entender por qué los argentinos utilizan la expresión gSalta la Lindah.

Iglesia de San Francisco de Salta.

Establecida en 1880. La torre, de 54 metros de altura, tiene cinco pisos.
Es la iglesia  más alta de Sudamérica.

gLa Falda de los Indiosh en la provincia de Jujuy.

Está en la provincia de Jujuy al lado de la provincia de Salta.

Se dice que estas montañas son totalmente de mineral de hierro.

Hay muchas montañas como ésta en la Provincia de Jujuy,
entre las cuales hay una montaña de siete colores.

Se la llamó gfaldah porque la forma recuerda a esta prenda de ropa.

 Había diferentes excursiones organizadas que salían de Salta, y participé en una de ellas.

Aparte de los edificios religiosos, encontré otras cosas bellas. Vi las montañas de siete colores (rojo, azul, amarillo, marrón, verde, blanco, y naranja). Aunque se puede decir son bellas, me desilusionaron un poco, porque me imaginaba que podría ver paisajes idílicos. Había bonitos riachuelos con riberas llenas de hierba y árboles, pero no se podría decir que formaran parte de rutas principales de turismo.

Diría que lo más bello de Salta está en los corazones de sus habitantes. Durante los cinco días que estuve de viaje allí, no vi a nadie que no me ofreciera su amabilidad y una sonrisa. La belleza verdadera de Salta está quizá en las caras risueñas libres de todo cuidado de las bailarines en los bares folklóricos que visité todas las noches. ¡Salta,la Linda!

L

Sobre la Ciudad de Buenos Aires

Voy a hablarles de algunas cosas interesantes que se ven en la Ciudad de Buenos Aires, el tema central de estos reportajes.

gHay trenes de la línea de metro Marunouchi en funcionamiento.h

Todos los japoneses que visitamos este lugar comentamos sorprendidos por lo menos una vez que hay trenes funcionando aquí de la línea de metro Marunouchi de Tokio.

En esta ciudad hay cinco líneas de metro (A, B, C, D, y E) en funcionamiento.

En la línea B circulan trenes de segunda mano de la línea Marunouchi de Tokio, con letreros en japonés como g (sólo para personal autorizado)h o g։ (no fumar)h.

Por otra parte, en una parte de las líneas C y D circulan trenes de segunda mano del metro de la ciudad de Nagoya.

En los trenes del metro de Buenos Aires no hay portaequipajes para pasajeros ni correas para agarrarse, y todos los asientos son de madera. Por eso, prefiero utilizar gla línea Marunouchih o gla Línea de la ciudad de Nagoyah.

gTren de segunda mano de la línea de metro Marunouchih en la estación de g9 de Julioh de la línea B en Buenos Aires

Es un vehículo de segunda mano de Línea Metro Marunouchi de Tokio.
Como hay un hueco amplio entre el vehículo y el andén,
todas las puertas tienen un estribo debajo.

Tengo la impresión de que es la generosidad de los Argentinos
lo que hace que utilicen los trenes sin transformar nada.

 

gCoche de caballos para recoger desechos de gran tamañoh en Buenos Aires

Este coche de caballos está transportando un tubo largo de hierro.
Los objetos ligeros se los llevan hombres que utilizan carretones.
Todos están trabajando alegremente.

gLos coches de caballos están en activo.h

Aquí los coches de caballos están en activo.

Su trabajo principal es la recogida de desechos de gran tamaño. En Buenos Aires no se hace una recogida selectiva de basura. En los hogares en general, incluyendo los apartamentos, todos los días se pone en los vestíbulos las bolsas de basura sin clasificar.

La clasificación y selección de desechos la hacen las personas que hacen de esa actividad un negocio.

Esas personas recogen de la basura objetos grandes y pequeños de cierto valor, como por ejemplo cartón ondulado o botellas de vidrio. Y al día siguiente los vehículos de recogida de basura se encargan del resto.

En el verano del 2006, se intentó iniciar la recogida selectiva de basura, pero el intento fracasó por la oposición de aquellos que hacen de la recogida de basura selectiva un negocio privado.

Para mí, que estoy acostumbrado clasificar la basura que produzco, tirar toda la basura junta fue algo a lo tardé en acostumbrarme.

gLas personas que sacan a pasear a los perros .h

A los argentinos les encantan los perros. En eso no se pueden comparar con los japoneses.

Sacar a pasear a los perros ajenos se ha convertido en un auténtico negocio.

Parece ser que hay un reglamento que indica el límite de número de perros que una persona puede pasear a la vez , pero no estoy seguro porque se puede encontrar personas que están con 10 o 20 perros.

Me sorprendió que hay gplazas para perrosh en casi todos los parques en la ciudad.

gLas personas que sacan a pasear a los perros h recogen a cada uno de la familia con la que vive y los sueltan en las plazas de los parques. A veces hay alrededor de cien perros jugando en el mismo sitio, entre ellos algunos copulando.

No he oído que se prohíba criar perros en los apartamentos, como en Japón. La afición a los animales de los argentinos es extraordinaria.

gLas personas que sacan a pasear a los perrosh
en Buenos Aires

Esta persona me dijo que tenía a su cargo a veinte perros.
He visto grupos de diez perros a cargo de una persona,
pero es muy raro ver grupos de veinte perros con un solo cuidador.
El cuidador pasa por veinte hogares (no solamente casas, sino también apartamentos) para recogerlos y vuelve otra vez va allí a devolverlos.
Mientras tanto, atan a los otros perros a los árboles de la calle o en otros lugares. Los perros no suelen pelearse.

Tomar el sol en Buenos Aires

Es magnífico el contraste entre el verde y el blanco.

Es una escena típica de verano.

@

gLos parques a principios de veranoh

Cuando se aproxima el verano, se hace más encantador el espectáculo de los parques.

Muchos árboles de los alrededores florecen y las mujeres toman el sol sobre el césped, cuyo color se va aclarando, revelando sus cuerpos blancos.

Este espectáculo sigue hasta finales del verano.

L

Muchas gracias.

Este será el último de los reportajes que he dedicado a Buenos Aires. Aunque tengo la impresión de haber podido ofrecer sólo una visión muy parcial de Buenos Aires y Argentina, me sentiría muy feliz si hubiera podido hacer que entendieran un poco mejor las cualidades de esta ciudad y de este país.

Actualmente tenemos en cartel las películas gArgentine Babahh y gBombon (el nombre de un perro)hcuyo tema es Argentina. Me gustaría mucho que pudieran verlas para apreciar hasta qué punto aman los argentinos a los seres humanos y a los animales.

Muchas gracias por la atención que me han prestado.

¡Hasta siempre!

[traducido por Michiko Tanida y Carlos Sanz]

@