@Top  Noticias@Info para extr@La Plaza@Yokoso Funabashi e  BBS@Ciudades Hermanas@FIRA@LINKS@Mail para FIRA@ Home


Ginger Muranaka

Escritora en la ropa tradiccional de Myanmer.

En el octubre del 2001, fui por primera vez a Myanmar que está en el lado norte de Tailandia, país del Sudeste de Asia.  Porque mi esposo fue enviado por trabajo aqui, yo pensaba que pudría descansar mucho y tal vez divertirme comprando en Myanmar.  Pero para mi sorpresa, pude tener varias experiencias inportantes.  No fue con los vacaciones, Myanmar cambió mi vida. 

La nación de Myanmar es amable y generosa.  Me emocionó que ellos me dieran la bienvenida.

Empecé a enseñar inglés en una Escuela Superior de pedagogia que está en la ciudad de Yangon, capital de Myanmar.  Ahí los maestros me explicaron sobre la situación de las escuelas y los orfanatos.  Por ejemplo, el salario de un maestro es aproxidamente 600 yenes, y algunas escuelas no tienen agua corriente, electricidad ni nada de muebles.

Pensé que tenía que ayudar en algo pero...¿como?   Ya que no entendía la lengua de Myanmar, no supe que podría hacer.  Luego pensé que la mejor manera era hacer una colecta en Japón porque 2 o 3 veces al año me doy una vuelta entre Myanmar y Japón.Una sociedad benéfica a la que le llamamos gThe Gingerbread Kids Charityh fue establecida.

Decidí comprar artesanías bonitas tradiccionales de Myanmer y venderlas en Japón.  Al principio mi esposo y yo compramos los laqueados famosos de Myanmer por 6000 yenes, y los vendimos en el club de la lengua inglesa o en casas de amigos.  Finalmente recaudamos 60 mil yenes, y con éste dinero donamos a las escuelas 1000 textos de inglés, 100 diccionarios, lapíces, crayoras, etc.  Nuestro esfuerzo fue agradecido mucho y sentí que esto me dió más fuerza.

@

@@@

En el orfanato de los niños y de las niñas del Yangon.

Están los niños que tienen 6-18 años.

La escritora está en la extremidad derecho e izquierda.

Al fin yo, una chica de California Sur, pude hacer una cambio.  Decidí continuar la colecta en Japón, y en la segunda vez recaudamos 100 mil yenes.  Le añadí mi salario de la clase inglés para las señoras en Myanmar.  Y con este dinero pudimos donar en efectivo, 150 parejas de camisas y shorts, abastecimiento de leche en polvo para dos semanas de tres orfanatos, y muebles de los salones y diccionarios para tres Escuelas Superiores de pedagogia.

También pudímos dar una beca de un año a la Srita. Pho, tiene 23 años, quien tenía que abandonar sus estudios aunque su padre vendió su granja y todas las vacas para ella.  Pero gracias a todos, la Srita. Pho se va a graduar en la Escuela Superior en enero del 2003, y después va a ser una maestra de inglés.

Hacer la colecta para los niños me llevó a un mundo nuevo.  Me encontré con personas amables y generosas en Japón y también en Myanmer.

Comencé a entender que la riqueza real no es evaluada solo por las propiedades, y las marcas de bolsas y coches.  Podemos enriquecer nuestro corazón cuando sabemos que podemos servir a otras personas.  En la colecta, doné toda las ganancias sin reparar en mis gastos.  Tal vez tendré la cartera vacía, pero nunca he estado tan complacida.

Perfil

Soy japonesa americana de tercera generación, y nací en Los Angeles California en el 14 de octubre de 1969.  Mi primera visita a Japón fue después de que me gradué en la universidad con los grados de Inglés y Arte.  Tenía 22 años en aquel tiempo y era maestra de JET (The Japan Exchange and Teaching Program) en la prefectura de Kagawa.  Enseñé en tres preparatorias: Sakaide Koko, Sakaide Shogyo y Sakaide Kogyo.  Me comprometí con un compañero de Sakaide Kogyo y regresamos a California para entrar en la escuela para graduados.  Me gradué con el grado de política del medio ambiente internacional de la Universidad Monterey con mi novio.  Después de graduarnos nos casamos y cambiamos nuestra casa a Chiba.  Mi esposo a veces va a otros países por su trabajo.  Más de dos años han pasado después de que él trabaje en el proyecto de Myanmer.  Acompañandolo en su viaje, empezé a ayudar a los pobres de Myanmer

traduccion: N. Kuroki


@