{@@English@Hangul(시험중)@Italiano(test)


@

XVPP

@Top  Noticias@Info para extr@La Plaza@Yokoso Funabashi e  BBS@Ciudades Hermanas@FIRA@LINKS@Mail para FIRA@ Home


Charlotte Weitze y Jacob Antvorskov

Charlotte Weitze y Jacob Antvorskov  de Odense/Copenhagen visitaron a Funabashi, su viaje fue organizado por Oficina de Internacionales y organización local de Amistad Internacional.

L

Fondo

En septiembre del 2002, Charlotte Weitze que es escritora y estudiante de folklore, y Jacob Antvorskov que es maestro, viajaron a Japón. Un aspecto notable de este viaje era la visita de Funabashi y el conocer a personas muy amables de la organización de Relaciones Internacionales.

Es muy interesante el visitar otro país y ver como viven las personas, pero el comunicarse y el conocerse mutuamente es más interesante ---- especialmente en Japón el comunicarse es muy importante porque cuesta mucho trabajo a los europeos el entender su cultura . 

La visita a Funabashi nos dío la posibilidad de preguntar a las personas locales sobre todas las dudas que teníamos.  Cenamos platos sabrosos con las personas de Funabashi hablando sobre varias cosas,  hallamos los puntos comunes entre japoneses y daneses:  Nos gustan las cosas bonitas y pequeñas, y las cosas de buena calidad.

En Funabashi, visitamos al parque de Andersen y la huerta de pera,  hemos cenado muy a gusto en la casa del Sr. Tajima donde quedamos una noche también.  Visitamos su tienda de artículos deportivos y su centro de deporte, y pasamos a otros lugares de la ciudad en corto tiempo.

L

Impresiones y diferencias

La primera impresión de Japón es que la gente es muy cortés y tiene sentido de la estética.  Por ejemplo, cuando ibamos a ir al gparque de Andersen en Funabashih, nos impresionó mucho aquello.  Pensamos que este era un parque artificial americano con figuras plásticas por todo lugar.  Pero este no era así !  Era arte moderno bien hecho y de la madera, flores, agua, tierra y piedras.  Parece que los japoneses piensan que es importante para los niños el encontrar a la naturaleza, la historia, la estética y las imaginaciones de ellos.  Los japoneses no les dan a los niños por dar.

Vimos otro ejemplo de esta idea y manera de vivir cuando visitamos a la provincia de Mie y vimos las vacas Matzusaka.  En E.U.A. y en muchos lugares de Europa también, la cantidad de comida es más importante que la calidad.  La vaca Matzusaka esta bien cuidada, por eso un pedazo de carne es muy caro.  Pero es buenísma.  Tuvimos una muy buena comida con tan solo un pedazo.

Encontramos un ejemplo igual en la pera: las peras eran caras y no pensamos que europeos las compraran, pero eran muy muy sabrosa.  Parece que los japoneses no solo comen solamente con su cuerpo sino con todo su espíritu.  Pensamos que es buena para la salud, pero por otro lado gfastfoodh que es malsano, se usa por los jóvenes japoneses más que antes. 

L

Cortía y ruido

Otra diferencia entre Japón y Dinamarca (Europa), es que los japoneses son muy corteses.  Ellos no son como la mayor parte de los daneses.  El Danés no le gusta la formalidad, le gusta la relajación.  Después de la visita a Japón, nos preocupamos mucho qué va a occurir, si nuestros amigos de Funabashi visitan Dinamarca.  ¿No pensarán ellos que los daneses son incultos y primitivos?   La mayor gran diferencia entre el danes y el japonés es la manera de ser cortés.  En Dinamarca, el cobrador y el conductor de boletos nunca hace la reverencia cuando ellos entren o salen del vagón.  Usted nunca ve al revisor dicir en la revición de boletos ggracias, graciash.  Nunca escucha ggraciash o gdisculpeh desde el altavoz en ningún momento.  Y dondequiera que usted vaya, nunca encontrará a mucha gente  sonriendo y quiere ayudar.

Pero por otro lado, es muy extraño que esta cortía se haga con tanto volumen.  En Japón las personas continuamente están diciendo gSummi-masenh, e incluso en lugares donde no hay nadie el altavoz está diciendo gArigato-gozaimash o otras palabras de servicio.  Especialmente en el autobús y en el tren, se oye muchas expresiones de cortesía en alto volumen.   Para nosotros los daneses se piensa este que servicio amable es una contaminación de ruido en un lugar público.  Realmente el gobierno de Dinamarca hace muchas cosas para disminuir varios ruidos.  En Dinamarca se piensa y se trata al ruido como a una forma de contaminación !

Parece que el japonés tiene muchas costumbres que no podemos entenderlas.  Por eso hay dificultad de estar en Japón, porque cuando nos equivocamos algo, es muy difícil de corregirlo.  Pero por otro lado, como la gente es cortés, podemos viajar agradablemente en Japón.  Los trenes siempre corren a tiempo, la gente le ayuda a usted voluntariamente, y no es incómodo estar en un lugar como la estación donde hay cientos de personas.  Las personas no empujan ni pegan.  Parece que el crimen es poco.  Nunca nos ponemos peligro mientras de la visita 

Pero a veces la gente es demasiado amable: Parece que los japoneses tienen un gran problema con negarse y decir gnoh.  En el camino al castillo preguntamos a una persona que pasaba ¿Este es el camino correcto hacia el castillo?   Él nos dijo gHay (Sí)h sonriendo.  Como no estabamos seguros que entendió, preguntamos indicando hacia otra dirección.  Si dice gHayh otra vez, tenemos que buscar a otra persona para preguntar...y para que no lo ofendamos, una vez caminamos hacia la dirección que él nos enseñó.  Esta cortesía es malísima, porque no es nada amable 

L

Cosas nuevas y antiguas

Nos gusta los Ryokans antiguos: estos son edificios muy tradicionales, tienen varios encantos y llevan relaciones estrechas con las personas, y además son bastante baratos!

Un día teníamos una reunión con las personas locales.  Una persona vino al Ryokan, bonito, antiguo y tradicional, para recogernos.  Después de que pasamos juntos un día, nos preguntó g¿ Les gusta realmente el lugar donde ustedes se quedan ?h----  Él pensó que nos gustaría más un hotel moderno.   Pero eso no es completamente correcto: el hotel occidental promedio es igual en todo el mundo (En Japón, el nivel y el precio son un poco más altos que Dinamarca), por eso no queremos alojarnos allí.

Parece que mayor la parte de los japoneses piensan que las cosas nuevas son malavillosas.  Pero en Japón tiene un valor tradicional; las construcciones, la comida, el baño, etc. y se tienen que considerar más importantes.  El japonés tiene que reservar estas pequeñas obras como castillos y templos del tesoro nacional, y inscribirlas en la lista de costumbres valiosas.  --- Para los extranjeros, parece que los japoneses son muy aplicados en reservar los edificios antiguos.  Algunos japoneses se preocupan que si no se reservaran estos, se destruirían por culpa del desarollo.

L

Comida

Sobre la comida: es muy extraño para nosotros que las comidas en cera se expongan enfrente de restaurantes.  Nunca hemos mirado algo así.  Por eso nos preocupamos un poco sobre calidad gastronómica: ¿ Quién asigna como tiene que ser el plato ?   --- ¿ el cocinero de la cocina o el artesano de sera? \\Imaginamos que el artesano decide la forma del plato y el cocinero cocina igual que el modelo de cera.  Sin embargo quien sabe si es realmente sabroso lo que se ve sabroso.  La mayor parte de la comida fue deliciosa, por eso tenemos dos conclusiones.

  1. Es posible que la comida que se vea sabrosa es realmente rica.

  2. Es posible que la fábrica de cera emplee buenos cocineros.

L

¿ Trabaja Demasiado?

Otro cosa extraña en Japón es que la gente trabaja mucho.  El Danés toma al menos tres semanas de vacaciones, y si podemos elegir dinero o vacaciones, elegimos vacaciones naturalmente.  Y entre vacaciones, no queremos la llamada del jefe.

L

¿ Como era Japón?

El viaje de Japón fue la experiencia más interesante en la vida.  Para nosotros Japón se ve muy exótico.  Y para los japoneses Dinamarca también será muy exótica.   En un pequeño pueblo africano la gente nunca se alborota como los japoneses cuando encuentran a gBlancosh.  En Europa hay no solo blancos sino otras razas.  En este punto Japón es un país cerrado comparandolo con Europa.  En Europa hay muchos refugiados, esposos de matrimonios internacionales, y esposos que adoptan a niños asiaticos, latinoamericanos y africanos.

 

Pero nos gusta mucho Japón.  Por el viaje a país tan diferente que Dinacarca, podríamos entender más como es nuestra cultura.  Nos gustan varias cosas de Japón realmente, queremos llevarlas a Dinamarca.  Las comidas sanas, la cortesía, los trenes a tiempo, el templo maravilloso y el jardín.  Jacob quiere llevar gAkihabarah y los edificios modernos a Copenhagen.  Y Charlotte quiere llevar el hermoso jardín Zen, el restaurant de sushi y dos peras japonesas a Dinamarca.

Sinceramente

Charlotte Weitze y Jacob Antvorskov.

@


@